Solo tengo buenas palabras para la gran experiencia que fue el voluntariado. Es la primera vez que realizó un viaje así, y fue inolvidable y increíble. El poder trabajar con los peques de la escuela, ver sus sonrisas y poder aunque sea ayudar un poco es una sensación única que hay que vivirla. Tuvimos tiempo para conocer el país y su cultura, visitando unos lugares muy bonitos. El trato de los guías, su atenuación te preocupación por que estuviéramos cómodos inmejorable. Con los demás voluntarios también genial, unos días en los que te unes mucho a tus compañeros. 100% recomendable la experiencia. Una cosa para hacer al menos una vez en la vida. Gracias por la experienci

Ibai

Voluntario